¿Sabías que tienes tu propio
patrimonio bibliográfico documental?

Una fotografía de tus abuelos, el diploma de tu graduación, una carta de un ser querido o un libro dedicado, entre otros, pueden formar parte de tu pratrimonio.

Conoce más en este video.